Archivos Mensuales: abril 2014

Listado de marcas que utilizan esclavitud laboral adulta e infantil

VOTA TU PEOR MARCA

Hanes LL Bean y Gymborree, utilizan el trabajo forzoso infantil en sus plantas de producción de algodón de Uzbekistán. Nike es la mayor compañía mundial de calzado deportivo y posee 11 fábricas en Indonesia que producen 55 millones de zapatos cada año (solo un par cada 50 se vende a los consumidores indonesios, la mayor parte se exporta a los Estados Unidos).

Las marcas agro-industriales como Monsanto, Cargill y Archer Daniels Midland participan igualmente de estas prácticas. Los pequeños agricultores de diferentes partes del mundo están obligados a comprar semillas de estos gigantes agroindustriales y revender sus productos a precios “insostenibles”. Las personas que trabajan en explotaciones agrícolas que exportan productos como la piña, el caucho, el algodón, el cacao, el té y las flores abastecen las principales marcas de procesamiento de alimentos como Kraft, Nestlé y Dole. Estas empresas violan los derechos de los trabajadores en áreas como salarios, horas de trabajo, libertad sindical y la exposición a productos químicos peligrosos o tóxicos. SEGUIR LEYENDO

Religión y sostenibilidad: ¿Deberían las religiones entrar en el debate ecológico contemporáneo?

Jaime Tatay. Algunas personas cambian su medio de transporte tras la lectura de un informe científico sobre el calentamiento global. Unas pocas modifican su dieta tras ver un reportaje sobre la deforestación en el Amazonas y el papel que la agroindustria juega en ese proceso. Otras, quizá, empiezan a mirar el origen del pescado que compran en el supermercado después de enterarse de los devastadores efectos de la pesca industrial en muchas pesquerías. Las hay, también, que deciden no comprar ropa de determinadas marcas al descubrir las condiciones laborales de las personas que las confeccionan. Hay quien, incluso, acude a su banco a preguntar dónde se están invirtiendo sus ahorros después de leer un artículo sobre comercio y venta de armas. Pero la inmensa mayoría, reconozcámoslo, no lo hacemos. SEGUIR LEYENDO

Denuncia profética de una apuesta por la solidaridad

Las organizaciones católicas de cooperación organizan una Vigilia de oración por la transformación del mundo
Las organizaciones católicas de cooperación (Cáritas, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES), junto con las congregaciones religiosas (CONFER), han organizado por segundo año consecutivo una vigilia de oración en el marco de la Campaña “Enlázate por la Justicia” con la que se pretende visibilizar el deseo de la transformación del mundo, y reclamar atención ante las situaciones de pobreza y exclusión que sufren millones de personas.

Fruto del encuentro y la reflexión compartida sobre sus objetivos, identidad y misión como Iglesia y organizaciones católicas de cooperación al desarrollo, Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y Redes han decidido sumar esfuerzos para liderar una estrategia conjunta de presencia pública orientada a destacar la importancia en estos momentos de la solidaridad y la cooperación internacional al desarrollocon las personas más empobrecidas.

Con ese objetivo y bajo el lema “Enlázate por la Justicia”, estas cinco entidades pretenden sumar recursos y capacidades a favor de una concepción de la cooperación internacional basada en la reciprocidad y la compasión con las víctimas de la exclusión y la desigualdad, para poner en el centro a las personas más pobres a través del acompañamiento y la fraternidad con las comunidades locales.

En el mundo hay situaciones que demandan la solidaridad de la comunidad creyente y de la sociedad en general, porque, aunque en nuestro país vivamos una situación de grave dificultad derivada de la crisis, las condiciones de muchas comunidades y pueblos hermanos siguen necesitando nuestra solidaridad y compromiso. Sólo atendiendo a un aspecto parcial como la renta per cápita, España tiene más de 30 veces la renta promedio de países como Sudán o Haití. Asimismo, el riesgo de morir en el parto en Níger es de uno cada siete, mientras en nuestro país es de uno cada treinta mil. SEGUIR LEYENDO