Denuncia profética de una apuesta por la solidaridad

Las organizaciones católicas de cooperación organizan una Vigilia de oración por la transformación del mundo
Las organizaciones católicas de cooperación (Cáritas, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES), junto con las congregaciones religiosas (CONFER), han organizado por segundo año consecutivo una vigilia de oración en el marco de la Campaña “Enlázate por la Justicia” con la que se pretende visibilizar el deseo de la transformación del mundo, y reclamar atención ante las situaciones de pobreza y exclusión que sufren millones de personas.

Fruto del encuentro y la reflexión compartida sobre sus objetivos, identidad y misión como Iglesia y organizaciones católicas de cooperación al desarrollo, Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y Redes han decidido sumar esfuerzos para liderar una estrategia conjunta de presencia pública orientada a destacar la importancia en estos momentos de la solidaridad y la cooperación internacional al desarrollocon las personas más empobrecidas.

Con ese objetivo y bajo el lema “Enlázate por la Justicia”, estas cinco entidades pretenden sumar recursos y capacidades a favor de una concepción de la cooperación internacional basada en la reciprocidad y la compasión con las víctimas de la exclusión y la desigualdad, para poner en el centro a las personas más pobres a través del acompañamiento y la fraternidad con las comunidades locales.

En el mundo hay situaciones que demandan la solidaridad de la comunidad creyente y de la sociedad en general, porque, aunque en nuestro país vivamos una situación de grave dificultad derivada de la crisis, las condiciones de muchas comunidades y pueblos hermanos siguen necesitando nuestra solidaridad y compromiso. Sólo atendiendo a un aspecto parcial como la renta per cápita, España tiene más de 30 veces la renta promedio de países como Sudán o Haití. Asimismo, el riesgo de morir en el parto en Níger es de uno cada siete, mientras en nuestro país es de uno cada treinta mil. SEGUIR LEYENDO

Día Internacional para la prevención de la explotación del Medio Ambiente en la guerra y los conflictos armados

Imagen

En el Día Internacional para la prevención de la explotación del Medio Ambiente en la guerra y los conflictos armados, os recomendamos el siguiente cuaderno de de Cristianisme Justícia sobre Congo. Descargar aqui

Los cristianos en el escenario del cambio climático

10.00 p m| 24 oct 13 (THINKING FAITH/BV).- Un reciente informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático de la ONU afirma que hay una certeza del 95% que el comportamiento humano ha sido la causa principal del calentamiento global desde 1950.

Mark Dowd, escritor y periodista, sostiene que es imperativo que la advertencia del informe, contra el estatus actual de los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero, sea tomada en serio por los cristianos ¿Qué esperamos de una verdadera teología cristiana de la creación?

—————————————————————————
El ex vicepresidente de EE.UU. y ecologista de renombre, Al Gore, dijo en el 2006 que el calentamiento global presenta, “un desafío a nuestra imaginación moral”. Siete años después de que fueron pronunciadas esas palabras, es tentador concluir que la humanidad no le ha dado cara al reto. El reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) concluyó que, a menos que nos trazamos un curso radicalmente diferente, para el año 2100 nuestro planeta estaría condenado a un colapso climático. En los últimos cien años el promedio de las temperaturas planetarias aumentaron en 0,85 °C y los científicos han advertido de los peligros si este incremento alcanza los 2 °C.

La naturaleza de la amenaza no tiene precedentes en la historia de la humanidad: los gases invisibles, producidos por la quema de combustibles fósiles, que están al acecho en la atmósfera durante cientos de años, a puesto una cuenta regresiva a los efectos de transformación del clima. Aún cuando la humanidad abra los ojos a los peligros, el impulso del proceso está tan firmemente establecido, que puede ser demasiado tarde para detener y evitar el “punto de inflexión”. Dado este contexto, ¿cuál debería ser la respuesta de la gente de fe ante tal perspectiva sombría sobre la ecología?

Hay quienes niegan que esto sea una cuestión para las religiones del mundo. Recuerdo que debatí este tema con un exministro conservador del Gabinete británico, Michael Portillo, hace unos años en la BBC Radio. “Este es un problema para los gobiernos y los científicos” dijo, “realmente no entiendo por qué los obispos, imanes y rabinos deberían estar preocupados”. Repliqué rápidamente, y le pregunté si no creía que se trataba de una cuestión de justicia ética si la gente de nuestro planeta, con la menor culpabilidad por las emisiones de carbono, se encontraban en la línea de fuego de los peores efectos: la subida del nivel del mar, las sequías y los patrones climáticos erráticos. Siguió una larga pausa y una mirada respetuosa a través de los micrófonos del estudio. Realmente creo que nunca antes había oído la discusión enmarcada en esos términos.

Tenemos la responsabilidad de decir la verdad. Una tradición tomista, con raíces en el empirismo aristotélico no debe tener miedo a reflexionar sobre los hechos y extraer conclusiones. Más de 9000 informes científicos y las obras fueron citados por el IPCC en su informe. Es casi seguro el trabajo trans gubernamental más exhaustivo e integral de la cooperación científica en nuestra historia colectiva. Sin embargo, aún los cantos de sirena de negación desvían la mirada. Uno de los mantras más comunes ha sido la de afirmar que en los últimos quince años se ha producido un estancamiento del calentamiento global desde el año más caluroso de la historia (1998). Pero ¿desde cuándo los científicos del clima afirman que las temperaturas podrían subir sin problemas e inexorablemente año tras año? Cualquier estudio de la historia del clima muestra que, incluso durante los períodos de enfriamiento o calentamiento, el patrón no es uniforme.

Uno de los principales sumideros de carbono, los océanos, parecen haber absorbido cantidades desproporcionadamente elevadas de dióxido de carbono mientras los arrecifes de coral se destruyen debido a la acidificación. Pero estos llamados sumideros no son infinitos (en realidad estamos eliminando gran parte de otro por la deforestación rampante). Lo que sí sabemos es que hay una relación directa entre los gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, el metano y el dióxido de nitrógeno, y la temperatura del planeta, con la base científica que se estableció ya en 1896 por un investigador sueco, Svante Arrhenius. El IPCC afirma que ahora es 95% seguro de que la humanidad es la principal fuerza impulsora del cambio climático.

¿Qué es exactamente lo que está en juego con la delicada ecología del planeta? Los últimos 30000 años han sido testigos de un período de extraordinaria estabilidad climática mientras la concentración de dióxido de carbono ha permanecido estática en torno a 260 partes por millón. Este es el escenario benigno de los grandes avances en la historia de la humanidad, de la mano de la investigación filosófica, teológica y científica, todos se han producido sin grandes rupturas a nuestros sistemas meteorológicos. Sin embargo, los niveles actuales son los más altos de los últimos 800000 años. Incluso si dejamos de quemar combustibles fósiles durante la noche, muchos expertos sostienen que el calentamiento del clima mundial podría continuar a buen ritmo hacia niveles peligrosos debido a los efectos de retardo de tiempo. Así que, ¿los cristianos sencillamente nos encogemos de hombros y aceptamos la inevitabilidad de la fuerza destructora del clima?

Una buena noticia es la promesa anunciada con la elección del Papa Francisco. En las primeras semanas de su papado, habló claramente acerca de las responsabilidades medioambientales del hombre. “Cultivar y cuidar la creación es la indicación de Dios dada a cada uno de nosotros, no sólo al principio de la historia, sino que es parte de su proyecto”, dijo. “Significa nutrir al mundo con responsabilidad y transformarlo en un jardín, un lugar habitable para todos”.

Se ha informado ampliamente que Francisco se está preparando para dedicar una encíclica al tema del cuidado de la creación. Papas anteriores, como Juan Pablo II y Benedicto XVI escribieron también sobre temas ecológicos, pero sus enseñanzas a menudo fueron enterradas con párrafos de los discursos y encíclicas que se dedicaron a otros temas. El mensaje se perdió con frecuencia. Dedicar toda una encíclica a la ecología podría anunciar un cambio importante. Así, ante el dilema del clima y la tendencia de la humanidad a la destrucción de los hábitats naturales de la especie, apuntando a la extinción, ¿qué de utilidad podría decir una encíclica?

En primer lugar, es imprescindible para conseguir un marco teológico adecuado. Una ecología verdaderamente cristiana tiene que ser teocéntrica. No se puede presentar como un manifiesto verde con un tinte espiritual. No, una verdadera teología de la creación tiene que hablar de su bondad intrínseca, porque Dios la llamó “buena”. Tiene que rechazar hablar de “dominio” como una licencia del hombre para explotar, e involucrar la responsabilidad humana. Debe tener cuidado de un dualismo que acecha el mundo material. Literalmente, la sustancia importa.

En segundo lugar, aunque no es el papel de la Iglesia hacer frente a los detalles de las políticas específicas, necesita recordar al mundo de sus responsabilidades para con los pobres y vulnerables a través de la asignación prudente de la inversión y los recursos. La inestabilidad climática amenaza con precipitar la tensión entre los estados sobre el agua y los recursos, y obliga a de millones a cruzar las fronteras en busca de medios de vida más seguros. Una ética práctica podría abogar por la reducción de los presupuestos estatales en armas de destrucción masiva y más bien invertir en soluciones y tecnologías de bajo consumo de carbono.

En tercer lugar -y el Papa Francisco está en condiciones de hacerlo, debido a su reputación de líder que se abstiene de extravagancias- tenemos un mensaje que ensalza la virtud de la prudencia y el sacrificio. Toda la tecnología del mundo no va a resolver el problema de nuestra dependencia de la energía barata. Simplemente tenemos que acostumbrarnos a usar menos y tomar decisiones duras. El ciudadano promedio británico tiene una huella de carbono anual de poco menos diez toneladas al año (en los EE.UU. y Australia, están cerca de las 24 toneladas per cápita). Estas cifras deben acercarse a solamente dos toneladas. La campaña del CAFOD (Agencia católica oficial de asistencia en Inglaterra y Gales) de “vivir sencillamente” es un paso en la dirección correcta, pero necesita un impulso global. Así que muchos de los problemas en torno a la consecución de los objetivos internacionales para las emisiones de carbono giran en torno a la política de equidad. Sin embargo, el estrecho interés de las naciones han entorpecido muchas de las negociaciones que hasta ahora surgieron. Quién mejor para romper este estancamiento que un obispo de Roma, un hombre que vive su amor por el mundo natural, un hombre de gustos sencillos y frugalidad que dirige un pequeño Estado-nación que no está inmerso en el póquer del egoísmo de intereses nacionales.

Tantas personas se sienten impotentes con el contexto del panorama para el clima a largo plazo. Gran parte de esto se debe a las comunicaciones inadecuadas. Cuando los científicos y los políticos hablan de gigatoneladas de carbono y los complejos entresijos del régimen de comercio de emisiones de la Unión Europea, los ojos se ponen vidriosos y la mente divaga. Cuántas veces hemos oído lo siguiente: “¿cuál es el punto en apagar o racionar el uso de mi terma cuando nuevas centrales eléctricas a carbón se abren en China cada semana?” ¿Cómo se puede contrarrestar esa mentalidad resignada? Es interesante comparar este enfoque con nuestras actitudes hacia otras crisis internacionales.

Tras el tsunami del 2004 en el Océano Índico, se pidió un esfuerzo en las donaciones a las iglesias y comunidades, y luego cientos de millones de libras fueron donadas para ayudar en los esfuerzos de reconstrucción en Indonesia, Tailandia y los países afectados. Pero, ¿cuántos de esos donantes se plantean la siguiente pregunta: “¿Mi pequeño esfuerzo resolverá el problema por completo?” La respuesta es ninguno. Entonces, ¿por qué, en nuestra relación con el medio ambiente en general, menospreciamos los pequeños impactos de nuestras propias decisiones al ver el panorama completo y lo citamos como evidencia para la falta de acción? ¿Es esto, a su manera, no una forma de negación, sino una impotencia selectiva que nos permite negarnos a enfrentar la pregunta?

En esta tema, hay una profunda necesidad de un enfoque que tiene una rica historia en el discurso religioso, es decir, ética de la virtud. Las acciones valen la pena llevarse a cabo no sólo por sus consecuencias, sino porque son intrínsecamente justas en sí mismas. Un solo ciudadano no puede asumir toda la economía china o la estadounidense. Él o ella debe simplemente hacer lo que es correcto en su propia situación interna y difundir la palabra, y no por fariseísmo verde sino como humilde ejemplo. Decisiones de los consumidores, tales como elegir empresas que utilicen energía renovable, el racionamiento del transporte a combustible, la producción de alimentos a nivel local, etc. todo se puede compartir rápidamente a través de las redes sociales para promover una cambio de cultura.

Sólo un eco-soñador sentimental podría creer que con solo este enfoque voluntarista se puede evitar la amenaza a largo plazo de la inestabilidad climática. En última instancia esto requiere de la acción colectiva y los liderazgos de los gobiernos, y el genuino temor es que el estrecho interés nacional y la inacción prevalezcan, a menos que la naturaleza del discurso sufra una gran transformación. El programa de cuidado de la creación puede ser una herramienta positiva. Se puede amoldar un mensaje inspirado en la fe a la juventud mundial preocupada por su futuro. Además, puede servir de base para el diálogo interreligioso, dado que nuestro destino planetario común se abre a la exploración de relatos ‘verdes’ en casi todos los credos del mundo. El nuevo Obispo de Roma está en condiciones de ejercer el liderazgo. El Papa Francisco está por encima de la refriega política y merece el respeto de los líderes políticos y de la fe por igual. Su participación es clave: hablar proféticamente a un mundo que necesita urgentemente una voz que haga reaccionar a la humanidad.

Tomado del BLOG BUENA VOZ- Noticias http://blog.pucp.edu.pe/item/179942/los-cristianos-en-el-escenario-del-cambio-clim-tico

El Día Mundial del Medioambiente

Imagen«El día 5 de Junio es un día importante para todas las personas de nuestra aldea global, pero especialmente para todos los que estamos empeñados en vivir la Buena Nueva de paz y justicia. 

La Jornada Mundial del Medioambiente (WED) fue establecida  por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1972  y celebrada por primera vez al año siguiente. Fue la primera vez que los problemas políticos, sociales y económicos del medio ambiente global se trataron en un forum intergubernamental  con vistas a adoptar  realmente medidas correctivas..WED está coordinada por el Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente. (UNEP).

Saber más

Día del Medio Ambiente ONU

Oración 1

Oración 2

22 DE ABRIL DÍA INTERNACIONAL

DE LA TIERRA

tierra

Madre Naturaleza

Cuentan que durante un buen tiempo, los pájaros caminaban igual que nosotros/as, hasta que un día comenzaron a volar. Cuando se dieron cuenta tuvieron tanta alegría que causaron muchos problemas.

Uno de los principales era que ya no podían comer con sus manos (que se habían vuelto alas) y debido a esto, se pegaban entre sí. Para resolver a tantos conflictos, un comité se formó por pájaros de todas las razas y fue a hablar con la Madre Tierra. Ella, con todo el amor les enseñó a portarse, cómo podrían cazar el alimento desde ahora, como comer, etc. Ellos se despidieron satisfechos y se fueron. Pero no todos; una joven golondrina decidió que debía haber algo más y fue a hablar nuevamente con la Madre Tierra.

-          Madre, disculpa por volver pero…

-          Cuéntame, hija mía

-          Es que… nos dijiste como actuar con estos nuevos elementos y le agradezco inmensamente. Pero, siento que hay algo más. Algo que no nos dijo.

La Madre Tierra quedó callada un tiempo que pareció eterno para la  pequeña golondrina… tan largo, que se había decidido a ir cuando ella empezó nuevamente a hablar.

“Un día, hija mía, los seres humanos estarán dominando todo el planeta. Y cuando este día llegue, cazarán indiscriminadamente a los animales, así que, trato de proteger a ustedes. A algunos, como ustedes, les doy alas; a otras, una increíble velocidad. Así les protejo.

Pero, dijo la Madre Tierra, ellos son mis hijos también. Así que quiero que ustedes les ayuden. Y por toda la historia, toda vez que ellos vean un pájaro, una sonrisa iluminara su rostro. Cuando escuchen lo que conversan entre ustedes, ellos/as se alegrarán y aún tratarán de imitar el suave sonido. Y su vuelo será símbolo eterno de libertad; la libertad que perdieron al actuar así”.

Con una voz aun más dulce, la Madre Tierra concluyó: “Así que Hija mía, ve a alegrar sus corazones. Dale luz y, quizá, un día, entiendan que deben parar de cazar y empezar a crear”.

(Tomado de  Vivat Internacional)

Anudando en su espíritu ecofeminista, se une a la lucha de protección y cuidado de la Madre Tierra.

Sin una conciencia ecofeminista, no habrá sostenimiento, igualdad ni creatividad renovadora para nuestro planeta. Cada día nos esforzamos por impulsar una autoconciencia que involucre a las personas a ser partícipes de un presente para vivir bien y un futuro de esperanza.

La Tierra contiene los cimientos de nuestras raíces y es la inspiración de nuestras espiritualidades, donde se manifiesta el Gran Espíritu Sagrado.

Esperamos que este día nos convoque a poner nuestra oreja sobre la tierra y escuchar los latidos de su corazón; así podemos regocijarnos de estar de vuelta en la casa de la Gran Madre.

ANUDANDO (espacio de formación integral de las mujeres)

QUITO-ECUADOR

Desarrollo sotenible

Los 10 países que más comida desperdician

Adviento y ecología

Mira este blog

http://cristianismoyecologia.wordpress.com/

25 de noviembre día contra la violencia de género

¿Por qué un día contra la violencia de género?

No a la violencia de genero. La bella y la bestia

Cuentos para pensar y vivir

Video: Binta y la gran idea

Cortometraje que pertenece a la película ’En el mundo a cada rato’. Rodado en Senegal con la ayuda de UNICEF, conduce al espectador al … todos » mundo de Binta, una niña de siete años que pone en marcha una obra de teatro infantil para mostrar el deseo de su prima de ir al colegio.

Recursos educativos para la igualdad y la prevención de la violencia de género

La Campaña de 16 Días para el 2012 continuará con el tema global: Desde la Paz en el Hogar hacia la Paz en el Mundo:

¡Desafiemos el militarismo y acabemos con la violencia contra las mujeres! Este año, por tercera vez, el enfoque de la Campaña será la defensa entorno a los vínculos entre el militarismo y la violencia de género. El Centro para el Liderazgo Global de Mujeres (CWGL), como coordinador mundial de la Campaña, y basado en las observaciones de organizaciones y personas—continua colaborando con participantes para desafiar el militarismo y explorar las profundas estructuras socio-económicas que perpetúan la violencia de género. Para las mujeres, el militarismo sigue siendo un factor clave para la violencia. Como parte de esta ideología, que crea una cultura de miedo, el militarismo promueve el uso de violencia, agresión, e intervenciones militares para solucionar disputas y proteger intereses políticos y económicos.

El militarismo afecta profundamente los aspectos materiales, institucionales, culturales y psicológicos dentro de todas nuestras comunidades. También privilegia normas violentas de masculinidad, donde se presume que la violencia es una manera efectiva de solucionar problemas.

A menudo, el militarismo tiene consecuencias graves en cuanto a la protección y seguridad de todos en nuestra sociedad—incluyendo a mujeres, hombres, y niños. A través de la violencia sexual en tiempo de conflicto hasta la proliferación de pistolas de juguete para niños, el militarismo también afecta nuestras opiniones sobre las mujeres y hombres, familias, vecinos, la vida pública, y otros países.

Documento en español

Documento en inglés

Oración

Aprender a hacernos preguntas al comprar

José Eizaguirre. La verdad es que esto del consumo responsable lleva su tiempo. He aquí un ejemplo concreto que puede servir para ilustrarlo. En la comunidad en la que vivo tenemos siempre encendida en la capilla una típica vela de ésas baratas de carcasa roja. Al principio las comprábamos en tres sitios, según nos venía bien: una droguería del barrio, un bazar chino cerca de casa y una cerería de toda la vida en la calle Toledo, en el centro de Madrid. En los tres casos, son velas parecidas de aspecto, aunque de diferentes precios. ¿Compramos las velas más baratas? No, porque también es diferente la duración de cada vela desde que se enciende hasta que se termina. ¡Hagamos la prueba y anotemos cuántos días aguanta cada una! Seguir leyendo

 

Río+20, la ofensiva de la economía verde

Estas próximas semanas vamos a empezar a oír hablar de economía verde, de políticas para frenar el cambio climático… en motivo de la celebración de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable, más conocida como Río +20, que tendrá lugar en Río de Janeiro (Brasil) del 20 al 22 de junio. Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.